Nuevo hogar-residencia de Prodis en Terrassa, con la ayuda de Fundación ONCE

  • Boletín: Nº 8 MAIG 2017

    Temática: Solidaritat El alojamiento, puesto a punto gracias a la cofinanciación de Fundación ONCE, tiene capacidad para 12 personas y pretende facilitar la normalización, vida independiente e integración comunitaria de sus destinatarios, según explica el proyecto social, elaborado por la misma entidad.

    Prodis (Prodiscapacitats Fundació Privada Terrassenca) ha reformado y equipado un piso en la ciudad para adaptarlo a las necesidades de personas con discapacidad intelectual y movilidad reducida y convertirlo así en un hogar-residència para este colectivo.

    El alojamiento, puesto a punto gracias a la cofinanciación de Fundación ONCE, tiene capacidad para 12 personas y pretende facilitar la normalización, vida independiente e integración comunitaria de sus destinatarios, según explica el proyecto social, elaborado por la misma entidad.

    En esta línea, Dani Jorquera, gerente de la entidad, señala que Can Tusell 1, que es como se denomina la vivienda, quiere ser un hogar donde sus beneficiarios encuentren intimidad, seguridad y estabilidad en el tiempo, además de accesibilidad y confort. “Este modelo busca alejarnos al máximo del aspecto de un equipamiento residencial, de grandes dimensiones, alejado de un tejido urbano y una uniformidad de perfiles de necesidad de soporte”, subraya.

    Las 12 plazas de Can Tusell 1 son concertadas, lo que supone que Prodis factura una parte de su coste a la Generalitat y que la otra la abonan los destinatarios, tal y como explica la entidad, que señala también que la vivienda es una cesión en arrendamiento que le ha hecho el Ayuntamiento de Terrassa.

    En la casa, ubicada en el barrio de Can Tusell, que dispone de equipamientos comunitarios y aceras anchas y transitables, viven actualmente doce persones, de edades comprendidas entre los 44 y los 70 años, con discapacidad intelectual, con distintas necesidades de apoyo, 4 de ellas con parálisis cerebral, i que presentan trastornos asociados, tales como autismo, X frágil…

    Todos ellos se desenvuelven en un espacio amplio, con siete dormitorios, salón-comedor, cocina, 2 baños adaptados (uno con camilla) y patio. Disponen, por tanto, de un hogar confortable que les facilita las relaciones interpersonales dentro del propio grupo y la interacción normalizada con la sociedad en la que viven.

    Están asistidos per un equipo profesional especializado de 12 persones, que cubren por turnos, todas las necesidades i vigilancia, 365 días al año, día y noche. Integran el equipo un coordinador, una psicóloga, una enfermera i 9 personas de atención directa.

    De esta forma, la experiencia de Can Tusell es valorada muy positivamente por las personas beneficiarias, cosa que anima a Prodis a seguir impulsando proyectos con la misma filosofía que inspiró este hogar, que no es otro que apostar por una vida independiente para las personas con discapacidad.

    Prodis Terrassa  es una entidad de iniciativa social y sin ánimo de lucro, destinada a la asistencia y la promoción integral de personas adultas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o parálisis cerebral.